Breve Reseña

Una historia que tiene como protagonistas a Charlotte Copperfield y a Edmund Cooper que comparten un sentimiento mutuo, el odio. Ambos se enfrentarán a una serie de situaciones que solo podrán resolver juntos. ¿Podrán aceptar sus diferencias y sus rivalidades?

domingo, 24 de julio de 2011

Capítulo 6: Inmadurez Parte IV

Sé que muchas querrán matarme, otras,enterrarme y quizás algunas querrán enviarme a otra galaxia por mi larga ausencia. Sinceramente no se lo merecen, por eso les debo dar mis más grandes disculpas a todas las que aunque yo me ausencie por mucho siguen leyendo esta historia y siguen queriendo a sus personajes tanto como yo. Porfis porfis no me maten todavía, por lo menos hasta que acabe la historia :)
No basta con decirles que son las mejores seguidoras que alguien podría tener, muchas gracias por todo, enserio no tienen idea de lo feliz que se siente que les guste esto tanto como a mí.

Bueno, una buena noticia que darles...de ahora en adelante podré publicar 1 vez a la semana si no más, ya que lamentablemente tengo que terminar esta historia a fines de septiembre más o menos :( pero no se preocupen que tal vez haya más todo depende de lo que le tarde a Charlotte ahorcar a Cooper jajajaja
espero que les guste este pequeño trozo que cierra el capítulo,
cariños,
yo :)

********************************************************

-Quiero que hagamos que nuestros padres se odien. –le dije mirándole por fin a la cara.

- ¿Qué?

-Exacto. Si nuestros padres se odian jamás, digo, aparte del colegio, nos volveremos a ver. –aunque quise sonar decidida pude notar algo de lástima en mi voz. Cooper me miró entrecerrando un poco los ojos, ladeando la cabeza y se acercó para que lo escuchara ya que habló muy despacio.

- ¿En verdad Copperfield? –parecía demasiado serio, bueno, independientemente de que era él. - ¿Estás segura? –sus palabras, el tono que usó y su triste mirada pudieron haberme partido el alma en diminutos e insignificantes pedazos.

Tomé una bocanada bien grande de aire.

-Sí. –mentira. –Estoy segura. –claro que no lo estaba. Pero no podía seguir más con esto. Y ya no lo podía negar más; él me gustaba. No sé si de gustar gustar, pero lo único que sabía era que mi corazón latía tan rápido como las alas de un colibrí, la piel se me ponía de gallina y mis huesos se ponían esponjosos cada vez que él estaba cerca. Pero también sabía que para él era solo un juego, se notaba que estaba coladito de la bruja Woods y que sólo le gustaba verme enfadada y molesta. Estaba segura de que si seguíamos con esto existía la posibilidad de que él me gustara en serio o algo similar a eso, y no soportaría la vergüenza de que me gustara el chico que más había odiado en mi vida y que yo de seguro ni bien le caía. Mi orgullo no me permitía estos sentimientos.

Cooper se dio vuelta y mirando hacia la puerta.

-Pues si eso es lo que quieres… -dijo bajo. –Hagámoslo. –y salió de mi cuarto privado del cual sus ojos habían estado mirando curiosos cada objeto que veía disimuladamente desde que habíamos entrado.

Lo seguí todavía con miles de preguntas en la cabeza. ¿Por qué había cambiado su humor tan repentinamente? ¿Por qué sentía que no le gustaba para nada el nuevo trato? ¿Por qué esa habló con tan poca gracia como solía hacer? ¿Por qué no me sentía conforme con mi decisión? ¿Por qué seguía dudando de mi decisión? Y, ¿Por qué nubes esponjosas tenía tantas preguntas en mi cabeza?

Sin apenas mirar por donde caminaba, siguiéndolo a él pero solo por los sonidos ya que iba mirando sin mirar. De pronto ya estábamos en mi habitación. Me había olvidado completamente de que Miranda estaba allí.

Cooper entró a mi habitación pero no se sentó ni en mi cama ni en mi sofá, se quedó parado apoyándose con el marco de la puerta. Yo de algún modo quedé sentada en mi sofá. Ambos observamos a Miranda por un largo rato. Hasta que llegó John diciéndonos que ya estaba listo el almuerzo y que bajáramos a sentarnos. Miranda ordenó rápidamente la casa en miniatura que había formado para los osos de felpa con las cosas que encontró a su alrededor, tenía una gran imaginación usando el control remoto de mi habitación como un micrófono, con mis dos lámparas y la manta que tenía en mi ventana de arco armó una carpa como techo, mis revistas Seventeen y Vogue servían como mantas para los ositos, etc. En todo el tiempo que estuvimos observando a Miranda jugando, ordenando y luego mientras bajamos las escaleras, ni una vez Cooper y yo cruzamos alguna palabra. Ahora, la cosa era fingir estar de lo más boba y en las nubes rosas del crepúsculo de lo enamorada y feliz mientras nuestros padres nos observaban. Los guié sin hablar al comedor y nos sentamos según nuestros padres nos dijeron. John, en la cabecera, Mary, a su izquierda, a su derecha estaba Charles, a la derecha de este estaba Meredith, en frente de ella estaba Cooper, al lado de él estaba yo y en frente mío, Miranda. De entrada hubo unas tapas que había preparado Stella, de plato de fondo habían cuatro pastas: raviolis, ñoquis, fettuccine y capellini; con cuatro salsas: carbonara, puttanezca y otras dos de las cuales no tenía idea de cómo se llamaban. El almuerzo fluía naturalmente y Cooper fingía de lo más bien, como siempre, claro.

Entre risas y la comida, todos los adultos pasaron una grata noche. Yo, apenas hablé. Sólo lo hacía cuando me preguntaban algo, pero cuando respondía intentaba dar la mejor sonrisa para todos.

Y así pasó la noche, todos se fueron contentos del almuerzo. Miranda había quedado muy contenta luego de ver la inmensa cantidad de pudín de chocolate que le había comprado. Acerca de Cooper, no nos dirigimos ni una palabra hasta bueno, hasta sólo unas horas más tarde.

Habían pasado ya varias horas luego del almuerzo, de hecho, ya estaba lista para dormir y esperar el atroz despertar de todos los lunes, cuando mi celular comenzó a sonar. ¿Quién sería a esas horas? Mi mente voló a los rostros de las Austen o de Bethany quizás. Acerqué mi manó a mi mesita de luz para darme la sorpresa de que no era ni uno de los números que esperaba ver. Mis manos comenzaron a sudar y la irritable piel de gallina que comenzaba a ser parte del día a día impidieron que pudiese hablar con un tono normal sin mostrar mi nerviosismo. Aguarda. No era el momento de estar nerviosa ni nada parecido, yo estaba enfadada con él y el sólo recordar la última escenita que habíamos tenido hacía que sintiera un gusto amargo en la boca.

Madurez.

Nada más que eso.

Al parecer este adjetivo era el que me estaba jugando en contra en estos días.

Sin más ni menos contesté con la voz más natural que había.

- ¿Sí Cooper? –contesté.

-tuuuuuuuuuuuuuuuu…-sonó mi estúpido celular indicando que el muy bastardo me había colgado el teléfono.

- ¡AHHHHHHHHH! –callé un grito en mi almohada. ¿Madurez? ¿Cómo alergias en primavera podía tener madurez con semejante sujeto?

Una sola respuesta surgió en mi mente: siendo más lista que él. Ahora la gran pregunta es, ¿cómo conseguirlo sabiendo que cada vez que lo veía mi corazón latía tan rápido como un Audi R8?

Pero había algo que no podía tener alguna escusa o justificación. Pasara lo que pasara. Ocurriese lo que ocurriese. Cooper jamás podría saber de mis sentimientos. Y estos. Pronto, lo antes posible debían ser enterrados en lo más profundo de mi corazón y expulsarlos si fuera posible en el retrete.


7 comentarios:

Dany y Mariu dijo...

Por fin subes cap!! Ya nos tenias algo abandonadas!!
Que!?!? Y por que vas a hacer que sus padres se odien?! Nooo! Ahora que Charlotte sabe que en verdad le gusta Edmund deberian estar juntos!!
Jajaja como tener madurez para tratar con alguien como Edmund cuando te llama y cuelga el telefono?? Es IMPOSIBLE!! Charlotte deberia saberlo! :P
Espero que publiques mas seguido porque ya quiero leer el proximo cap!!
Mariu :D

todocambia dijo...

hola<!!! por fin das
señales de vida!!!
jejeje
o.o ermoso cap!!
me gusto imaginarmne la expresion de edmund cuando le dijo el plan!!!
sera que se ya siente algo por ella¡?¡ o.O seria genial!!
me encanto!!! por favor publica pronto!!

Vιrgιnια dijo...

Bienvenida de nuevoo! (: Ya me estaba preocupando que esta maravillosa historia jamas continuaría! bueno bueno estuvo fantástico el capitulo, sigue publicando. Ya se te extrañaba.
Besos!

luciana dijo...

muy bueno el capitulo!!!!
espero que no sigan xon el plan que le dijo ella :/ jejeje
me gusta mucho tu historia!!!
besosss

Ela dijo...

por favor por favor por favor sigue subiendo pronto :D
acabo de encontrar tu blog, y aunque me tomo tiempo lo lei completo y AME LA HISTORIA, y me encanta como escribes y me rio mucho con todas esas originales expresiones que usas ^^

Araanza dijo...

aah!! ame el cap!!! :D por fiiiin! ya se viene la prox semana!! no puedo esperar :)

paula dijo...

necesito una continuacion, me has hecho adicta jaja, en serio.
¿que va a pasar?. y pobre lotti se ha enamorado, ¿aparecera jesse?, tantas preguntas....plis publica pronto.